Son las 6:00 de la mañana en Arkansas. En la residencia de la Universidad, el silencio, triunfante, se impone en los pasillos, sólo se oye el sonido de las teclas del ordenador, pero este reinado del silencioso durará poco. Dentro de una hora, empezarán las risas y las carreras en los pasillos de la universidad, porque comenzarán a despertarse los 30 equipos que ya llegaron anoche para competir en la final de la FLL Razorback Invitational, final en la que participan 72 equipos de todo el mundo, siendo uno de ellos Cordobés.

Es un equipo formado por 9 chicos de Córdoba y provincia, tienen entre 13 y 16 años. De los 9, sólo 6 han podido venir físicamente a Arkansas, y digo físicamente porque vienen en nuestros corazones.

Llegar hasta aquí ha sido un sueño, algo increíble que ha necesitado un gran esfuerzo y mucha ayuda. Ha sido un camino lleno de sorpresas y en el que cada escollo se iba sorteando con la facilidad característica de aquel que sabe que la suerte está de su parte, porque en cada momento nos ha llegado lo que estábamos esperando.

Ayer, antes de dormir, pensábamos en las experiencias que queríamos poner en nuestro diario destacábamos tres:

  1. Descubrir a nuestros locos: aquellas personas que cuando le contamos nuestro sueño, no sólo nos animaron a que siguiéramos adelante, sino que lo hicieron suyo e hicieron lo posible para hacerlo realidad. Son nuestros patrocinadores, nuestros familiares y nuestros amigos, y son parte del equipo, la gasolina que nos hace llegar lejos.
  2. Los momentos de grandeza: durante estos días, el mundo ha girado a su alrededor. La prensa, la radio y la televisión se ha hecho eco de la noticia, y en ese momento es cuando fueron conscientes de que todo era real y de que lo que habían conseguido es importante. Pero cuando realmente se sintieron superimportantes fue cuando el presidente del Parlamento D. Juan Pablo Durán les  cita para interesarse por lo que habían conseguido y desearles suerte, así como encomendarles una gran tarea: “ganar”, tarea que seguro conseguimos porque ya somos triunfadores. También la visita al Ayuntamiento donde fueron recibidos por D. Pedro García Jimenez que les pidió que fueran ejemplo de interculturalidad, diálogo y respeto, que llevarán el nombre de Córdoba con orgullo, y transmitieran en todo momento las cualidades que representa nuestra ciudad.
  3. El viaje. la emoción de la salida, donde padres y amigos nos despedían, se podía ver en los ojos de todos el orgullo y la fascinación de lo que estaba sucediendo. Más de doce horas nos esperaban para llegar a nuestro destino, pero nos acompañaba la ilusión y la felicidad, por lo que nos acompañaron las risas, las bromas y el buen ambiente. A todos les contaban su hazaña, azafatas, taxistas, personas anónimas que se contagian con la ilusión de estos chicos, y luego en Dallas, el encuentro con el primer equipo de la FLL Sound 63, un equipo Israelí que ya nos acompaño el resto del viaje.

Han sido unos momentos ilusionantes, ahora ya, el silencio ha dejado de reinar, nuestros chicos ya están preparados para comenzar el día, y como esperaba, la alegría se está apoderando de los pasillos, alegría que sin duda en pocos minutos inundará la universidad.

Suceda lo que suceda, volveremos como campeones.

DCIM100GOPROGOPR1032.JPG

 

Divi WordPress Theme