Qué es la FIRST LEGO League (FLL) y sus beneficios

 

FIRST LEGO League (FLL) es un torneo mundial que desafía a jóvenes de 10 a 16 años con una temática del mundo real. A través de la resolución del desafío los jóvenes se entusiasman con la ciencia y la tecnología, y aprenden valiosas habilidades para su futuro profesional y para la vida.

Los equipos, compuestos por un máximo de diez miembros y al menos un entrenador adulto, pueden asociarse en un club u organización preexistente, o simplemente ser un grupo de amigos que quieran hacer algo impresionante.

En FLL, ¡los niños hacen el trabajo! Y el trabajo es programar un robot autónomo (utilizando el set LEGO ® MINDSTORMS ®) para sumar puntos en una superficie de juego temática, este año es la gestión de residuos, creando una solución innovadora a un problema planteado como parte de su proyecto, guiándose por los valores FLL.

El torneo consta de tres pruebas, la construcción de un robot autónomo que resuelva las pruebas de la mesa de competición, la presentación de un proyecto científico y la exposición de los valores del equipo. Como cualquier otro equipo deportivo, los equipos FLL también recaudan fondos, crean una identidad de equipo, y hacen visitas sobre el terreno.

 

Pero ¿Por qué es importante?

Esta actividad despierta el interés de nuestros niños y jóvenes y los enfoca a desarrollar su talento, esfuerzo, responsabilidad, creatividad, cooperación… despertando a su vez el gusto por la ciencia y la investigación, siendo así un catalizador del cambio, despertando la inquietud de nuestros jóvenes para que sean más curiosos, ingeniosos y emprendedores, responsables de su vida y sus acciones.

Desarrollar las habilidades y destrezas en la infancia nos permite ir adquiriendo competencias para futuro. El medio natural de aprendizaje de los niños es el juego. Para que un niño esté realmente interesado en una actividad esta debe de divertirle. Es por ello que proponemos un modelo de juego en el que trabajaran inteligencias múltiples como lo son la lógica, la matemática, la robótica…

 

Y ¿qué trabajan de manera más específica en la FLL y cómo puede ayudar a desarrollar las destrezas de nuestros jóvenes?

La robótica los trabajos basados en la tecnología demuestran algo fundamental y que muchos omiten: el error lleva a aprender mejor. No sólo uno resuelve su problema a partir de su propia experiencia activa, sino que lo modifica y encuentra mejores soluciones. De esta manera, la robótica ayuda a la enseñanza paralela y constante de la matemática, la física, la química, la tecnología, y otras ciencias exactas. Mark Joseph León, el encargado del proyecto Alianza Robótica de la NASA y director de educación en el Centro de Investigación Ames, Estados Unidos, asegura que es necesario y muy productiva la idea de desarrollar contenidos de robótica en la enseñanza general pues ayudará el día de mañana a tener mentes creativas y que desarrollen grandes proyectos para el bien de la humanidad. “Una simple demostración de competencia en robótica anima a un estudiante a intentar esta actividad”, explica León.

La ciencia y la investigación, ya que los niños son curiosos por naturaleza. La ciencia ayuda a los niños a comprender y valorar el mundo en que vivimos. Al explorar y descubrir el mundo que les rodea y su funcionamiento, los niños aprenden a comprender y valorar la naturaleza y la interdependencia de los seres vivos y su entorno. La ciencia aporta una saludable dosis de escepticismo. Al analizar la realidad como lo hacen los científicos, cuestionándose las cosas y planteándose nuevos puntos de vista, los niños adquieren aptitudes de pensamiento independiente que les pueden ayudar a convertirse en consumidores, votantes y ciudadanos inteligentes y sensatos, capaces de tomar sus propias decisiones a partir de la información necesaria. La ciencia favorece enormemente las dotes comunicativas y enseña técnicas de manejo de conflictos y trabajo cooperativo. Mediante los experimentos en grupo el debate, la cooperación y el consenso son imprescindibles, pues deben emplear eficaces dotes comunicativas al exponer los resultados de la investigación.

La programación: “Programar te enseña a pensar”, decía Steve Jobs. Muchos de los fundamentos de la programación permiten solucionar también situaciones de la vida real. Como sucede con los idiomas, la formulación de los llamados recuerdos “procedimentales” es algo totalmente natural en los jóvenes. Estos tipos de recuerdo se caracterizan por estar tan integrados en la psique de una persona que acceder a ellos es un reflejo natural. Aprender a programar hace posible que los pequeños acaben aprendiendo lo suficiente para resolver problemas complejos, aprovechar la creatividad para productos reales o automatizar tareas a través de la programación de ordenadores y además, muchos de los principios de la programación pueden ser utilizados para solucionar problemas en la vida real.

Los niños que aprenden a programar no solo interactúan con la tecnología: la crean, y se expresan a través de ella de distintas formas.

La creatividad es la forma más libre que tenemos de expresarnos. Nos ayuda a entender los sentimientos, a estimular la inteligencia y a reconocernos como seres únicos. Todos poseemos un talento, y la creatividad nos ayuda a encontrar nuestro potencial.

Educar en la creatividad, es formar personas ricas en originalidad, visión futura, iniciativa, confianza, amantes de los riesgos y listas para afrontar los obstáculos que se les van presentado en su vida escolar y cotidiana. Como decía Einstein, “La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento se limita a todo lo que conocemos y comprendemos, mientras que la imaginación abarca el mundo entero, todo lo que en el futuro se conocerá y entenderá”. Utilizamos la creatividad en la resolución de problemas sobre todo cuando los procedimientos estándares no ofrecen una solución. La creatividad es un poderoso factor de motivación porque logra que la gente se interese por lo que está haciendo. La creatividad insufla siempre la esperanza de encontrar una idea valiosa. Brinda a todos la posibilidad de alcanzar logros, de hacer la vida más divertida y más interesante. Proporciona un marco para el trabajo en equipo con otras personas.

Los valores. Nuestras acciones se sustentan en principios y estos en nuestros valores personales, por tanto son estos los que configuran nuestra manera de actuar y los que nos van a guiar a lo largo de nuestra vida, por tanto… potenciar los valores es potenciar los hombres y mujeres del futuro.

 

Divi WordPress Theme