Nuestro objetivo es contribuir a que los niños sean más autónomos, valientes, retadores, responsables, creativos, capaces de gestionar sus emociones y de despertar todo el potencial que llevan dentro.

Trabajamos para formar a niños fuertes que sean capaces de vivir en un futuro cambiante, reinventándose continuamente, sin permitir que el miedo les paralice y se haga dueño de su vida, conseguir que sean felices porque hacen aquello que aman, y luchan por aquello que creen, pues saben que todo lo que se puedan imaginar es posible de conseguir. Personas con ideas propias y ajenas, que sean capaces de filtrar lo que les interesa y lo que no, que se acostumbren a tener un guardián en su mente que no permita que entre nada contaminado, que entren virus destructivos. Personas que luchen cada día por ser mejores y que tengan un gran sentido de la contribución porque la felicidad compartida es la verdadera felicidad.

Emoción, imaginación, pensamiento y acción, son elementos muy relacionados, presentes en todo aquello que hacemos a diario. La comprensión y la gestión de las emociones resulta muy útil para dar una respuesta adecuada a las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos a lo largo de nuestra vida.

¿Y si se pudiera hacer todo esto jugando?… Nosotros lo hacemos.

Divi WordPress Theme